¿CÓMO DEBEN UTILIZARSE LOS SERÚMS?

Son el segundo paso del cuidado de la piel, deben ser utilizados después de la limpieza y antes de la hidratación.

Los serúms son soluciones concentradas para aplicar en la piel, compuestos de pequeñas moléculas las cuales son absorbidas rápidamente y penarán profundamente la piel.

Son elaborados con altas concentraciones de activos como antioxidantes, vitaminas, y agentes antiedad y aclarantes.

Los utilizamos para tratar múltiples defectos, cómo sequedad, líneas de expresión, envejecimiento, manchas, etc..

Y van bien con todo tipo de piel ✨

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *